s

Beneficios

La simulación es ampliamente utilizada en centros de formación, universidades y escuelas de negocio. Sus resultados están contrastados y su extensa aplicación pone en evidencia el valor aportado en el desarrollo de las personas.

Los principales beneficios que ofrece la simulación son:

  • Aprender y jugar: las cosas serias no tienen porque ser aburridas. El juego es una palanca muy efectiva de aprendizaje.
  • Aprender sin riesgo: permite poner en práctica los conocimientos adquiridos sin asumir riesgos. No es lo mismo saber que hacer.
  • Generar experiencias: la simulación constituye un ejercicio que reproduce una situación real de gestión empresarial, que pueden ayudar a los profesionales a cambiar los criterios o herramientas que utilizan para tomar decisiones.
  • Habilidades directivas: la simulación requiere poner en práctica diversas habilidades clave para la dirección de empresas (liderazgo, trabajo en equipo, comunicación,...).n. La simulación puede integrarse en diferentes acciones formativas, adaptando sus objetivos, metodología, herramientas, dificultad,... a los objetivos concretos de la actividad formativa.